martes, 24 de noviembre de 2009

ALREDEDORES DEL DJEBEL MUSA


22 DE NOVIEMBRE 2009

Hacia tiempo que tenia ganas de cruzar el estrecho y hacer cumbre en la mole que muchas veces veo cuando voy a Algeciras o cuando paso por el puerto del Bujeo camino de Tarifa, el enigmático Djebel Musa o Mujer Muerta.


Así que el día elegido fue este 22 de Noviembre donde un grupo de amigos decidimos conquistar esta montaña, así que muy temprano quedamos todos en el puerto de Algeciras, Joaquín, Javi y Valdo de Sevilla, Jordi, Ana, Carlos y su mujer desde el Puerto de Santa María, y de esta zona del Campo de Gibraltar Dani, Adrian, nuestro guia Juanlu y yo. Cogimos el Ferry a las 8 de la mañana y a las 9 ya estábamos en Ceuta, el día amaneció a pesar que en todos los parte indicaban buen tiempo bastante nublado y con fuertes rachas de viento.


En Ceuta nos esperaba nuestro guia-conductor Adul, que con bastante pericia hizo que cruzacemos muy pronto la frontera, y en un plis plas ya estábamos en Marruecos, nuestra primera parada, Castillejos pueblo fronterizo entre Marruecos y Ceuta, allí en un típico y vetusto Bar dimos cuenta de un confortante desayuno, a donde no falto el te tipico de esta zona. Después del merecido desayuno partimos hacia el punto de partida de la ruta, Ben Younech pueblo que se encuentra a unos 12 Km. de Castillejos.


Nos bajamos de la furgoneta y nos dispusimos para subir, en ese momento empezó a caer una fina lluvia, y la sierra estaba cubierta de nubes donde empezamos a pensar que nuestro objetivo iba hacer bastante complicado. El Djbel Musa es una gran mole caliza que tiene una altura de 836 m de altura y pertenece a la sierra Bullones. Es una de las llamadas Columnas de Hércules, la otra es el Peñón de Gibraltar. Lo que la hace famosa es su perfil de mujer dormida con los ojos cerrados, unos la llaman "la mujer dormida", y otros "la mujer muerta".


Empezamos a subir desde el mismo pueblo por una pista en mal estado que pronto se convirtió en sendero. La situación conforme íbamos ganando altura se complicaba mas, mas fuerte la lluvia y el viento, la neblina no nos dejaba ver absolutamente nada, algunos árboles daban un aspecto más fantasmagórico al lugar. Cuando llegamos sobre los 600 m de altura llegamos a un collado y allí es donde se acaba el sendero y empieza la subida fuerte al Djebel Musa. Nuestro guia Juanlu decidió con el resto del grupo que no se reunían las condiciones para intentar esta segunda parte de la ascensión, todavía quedaban unos 300 m de desnivel por roca mojada y con tajos cerca. La verdad es que no se veía a dos metros y quedaba el trozo peor, así que nos resignamos y empezamos de nuevo el camino de vuelta, eso es lo que muchas veces nos trae la montaña.


Seguimos bajando por el mismo camino que el de ida. El tiempo mejoró, sobre todo en la parte más baja y empezamos a tener bonitas vistas. No nos planteamos volver a intentar hacer la cima ya que seguía cubierta de nubes y seguimos a media montaña buscando otro sendero que rodeaba la montaña buscando el famoso islote del Perejil cuya visión desde diferentes puntos de vista, nos iba a acompañar durante casi todo el recorrido que nos faltaba para regresar a Ben Younech. El sendero se acercó a los acantilados y ganaba en belleza, ha sido señalizado con las marcas blancas y amarillas de pequeño recorrido. Llegamos al pueblo a media tarde y decidimos meternos en un bareto a donde de nuevo probamos el delicioso te marroquí y Adul nos obsequio con unos fabulosos dulces.


De nuevo nos metimos en la furgoneta y como íbamos bastante bien de tiempo nos quedamos de nuevo en Castillejos y nos fuimos al Zoco, lugar que recomiendo, exótico y espectacular a la vez, después de dar un buen paseo por el Zoco de Castillejos volvimos a cruzar la frontera de nuevo con bastante pericia por parte de Adul, y de nuevo estábamos en Ceuta, Adul nos obsequio con un breve paseo turístico en la furgo por Ceuta hasta que nos dejo de nuevo en el puerto de Ceuta, nos despedimos de Adul y cogimos el ferry que nos iba a dejar en el Puerto de Algeciras.


Llegamos a Algeciras y era momento de dar por terminada esta genial aventura, todos contentos por haber hechado una buena jornada por Marruecos pero con la espinita clavada por no hacer cumbre, pero sera la próxima. De nuevo dar las gracias a todos mis compañeros que participarón en la ruta.


Silueta de Djebel Musa