domingo, 28 de noviembre de 2010

RUPIT-SALT DE SALLENT



19 DE AGOSTO 2010

Rupit
es un municipio de la provincia de Barcelona situado al noreste de la comarca de Osona y al este de la Sierra de Cabrera. Tiene una población de 364 habitantes.





Está integrado por dos núcleos urbanos: Rupit y Pruit, que fueron independientes hasta el año 1980. Está situado a 98 kilómetros de la ciudad de Barcelona (dirección Norte) y es el último pueblo de la provincia en la carretera que une los municipios de Vic, capital de la comarca de Osona y Olot, capital de la comarca de la Garrocha (Girona).





Las casas están construídas con gran armonía entre la montaña y como es natural son calles estrechas y enpinadas. El término se extiende por el altiplano de Collsacabra, las sierras de Tavertet y los riscos de Aiats y Falgars.





Una carretera local comunica el término con la C-153. En el núcleo urbano pueden admirarse edificios de los siglos XVI y XVII, de piedra, con ventanales de tipo gótico o gótico tardío y portales dovelados con antiguas inscripciones, la calle del Fossar es la más típica.



Los monumentos mas destacados son: El castillo se alza sobre un espolón rocoso. La iglesia de Sant Miquel de Rupit, es de estilo barroconeoclásico. Palacio de la notaría de los Soler, con jardín colgante. Capilla de Santa Magdalena, del siglo XVII.



EL SALT DE SALLENT DE RUPIT



La ruta al Salt de Gallent nos ofrece un paisaje modelado por el río y unos congostos impresionantes donde la geología está presente en cada recodo del camino.



La ruta al Salt de Sallent desde Rupit supone bajar al Salt de Sallent por el barranco. La bajada se puede hacer en 30' aprox y la subida en una hora. Podemos tomar dos salias desde Rupit, pudiendo regresar por la pista forestal de Sant Joan de Fabregues.



Desde Rupit buscar a unos 20 m al sur de la iglesia parroquial,una calle que desciende y nos lleva por la derecha al inicio:



A la izquierda, por el túnel, bajar por la vertiente izquierda del barranco hacia el Molí Rodó.



En el salt del Molí Rodó confluyen los dos senderos de bajada y solo uno continua por la izquierda.



Una vez estamos en El Salt se puede, por la izquierda, ir al mirador que está a unos 300 m. Por la derecha, el camino conecta con la pista que regresa a Rupit.
Esta ruta es de gran belleza ya que nos permite disfrutar por un camino de ribera de una cascada de cien metros de altura, que salva los cingles de Pujolràs.